YA NO ME GUSTAS DAVIZ…

El exceso, ese es el actual cáncer de la gastronomía. Hay que llevarlo todo al extremo, y a todos los chefs se les puede ir la mano en un momento dado en sus comentarios. Lo que me empieza a oler a quemado es cuando esto más que una “ida de olla” puntual, pasa a parecer una estrategia de mercado. Y es que ya son muchas las cosas que me hacen pensar que David Muñoz últimamente busca más estar en el candelero a través de las polémicas que suscitan sus actos y comentarios que con su fantástica cocina, porque ¡Sí! sigo pensando que es uno de los mejores chefs del mundo, y sigo pensando que con ser una milésima parte de lo inteligente y creativo que es el me conformaría.

No se, quizás es que soy un mal pensado, quizás lo que tengo es envidia de que nunca llegare a ser el “Cristiano Ronaldo de los fogones”, pero es que ¡ostia!, últimamente empiezo a pensar que el ego de este chaval hace ya tiempo que supero al del crack futbolero.
Ya son muchos los pelotazos que ha pegado, y por desgracia son minoría los que están relacionados directamente con sus platos. Que si la lio porque le doy a los comensales el vino a cucharadas y vuelvo locos a los productores, -está claro, si esta práctica se hiciera tendencia las ventas bajarían drásticamente-, aunque está claro que es imposible que pase ya que a cualquier gastrónomo le gusta y le gustará tomar el vino en su copa, aunque el mismo Ferrán dijera lo contrario.
Estos últimos días ha saltado otra polémica al candelero, al comentar David que la lista 50 Best, donde se encuentra en el puesto Nº59, peca de falta de criterio…
y “deja caer” que aunque nos quejamos muchos de la Michelin, esta es más fiable(Claramente Diverxo sale mejor parado en la guía roja):



ME GUSTARÍA SABER CUAL SERÍA SU CRITERIO SI EL AÑO QUE VIENE RESULTARA PRIMERO EN EL RANKING…

Pero si hay una noticia que puso a David en el candelero y en boca de miles de personas que jamás se han interesado por la gastronomía fue su relación con Cristina Pedroche, y ojo que cada uno es libre de estar con quien quiera, el que os habla estaba divorciado con 29 añitos. Pero lo que a mí me molesta es que siempre ha alardeado de que Diverxo existe gracias a su chica(Ángela) que siempre le ayudo en todo, que dejo su profesión de bailarina por él y que junto con él se hipoteco para hacer realidad el sueño de Diverxo. Todo un cuento digno de una película de Disney…Para luego acabar dando esto a los buitres…
¿Qué hace un cocinero en la Cuore?, ¿Este es el siguiente paso de los chefs mediáticos?, ocupar portadas de revistas para adolescentes, tener su ratito reservado en el sillón de Sálvame de Luxe…

Está claro que cada uno debemos hacer con nuestra vida y nuestros negocios lo que nos dé la gana pero me jode sobremanera que olvidemos que fue lo que nos hizo grandes, que le perdamos el respeto a la gastronomía y sobre todo que estemos dando esta imagen distorsionada a los futuros chefs que dentro de unos años heredaran nuestra gastronomía y que si están mas pendientes de los photocall que de cocinar y crear, difícilmente serán capaces de mantener el nivel de la gastronomía española donde se merece.

Por último y como siempre quiero dejar claro que esto es una opinión personal y que respeto profundamente a David Muñoz y su trabajo en lo que a gastronomía se refiere, por supuesto sí que es de cajón que difiero en su dinámica de tener que ser transgresivo en cosas que no tienen tanto que ver con la lo profesional y que casualmente acaban tratándose en medios que no tienen nada que ver con nuestro mundo.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto Marcos  

Marcos Castillo

Soy Jienense, afincado en Úbeda,
ciudad  Patrimonio de la Humanidad,
enclavada en medio del Mar de Olivos.
Defensor a ultranza del 
Aceite de Oliva Virgen  Extra
y adicto a la Gastronomía.

Actualmente trabajando como Freelance
para varias empresas de restauración.

Siguenos:

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinyoutubeinstagram