Blanco Enea,sentido y sensibilidad…

 

Este pasado fin de semana hemos hecho una mini escapada a la cuidad del califato. El sábado por la noche visitamos la taberna Santos para probar -Otra vez- sus tortillas gigantes, todo un clásico de la ciudad. Después nos acercamos a Sojo Fusión, a saludar al amigo Dani Comino que nos aviso de una nueva apertura “La Furgo”, un local actual donde después de la tortilla, y la croqueta “de la madre de Dani” que tomamos en Sojo, hicimos un “esfuerzo” para probar una rica ensaladilla de bogavante y un espectacular bao de panceta confitada y guisada con especias Japo.

Pero el HOMENAJE, llegó el domingo con una visita que hacía mucho que planeé, y que ha cumplido espectativas con creces, Blanco Enea.

blancoenea1

Blanco Enea propone un juego poético en las paredes internas de la casa, decoradas con versos de  poetas cordobeses, y fragmentos de las recetas de José María González Blanco incluidas en el libro A gustar convidan. Gastropoesía (La Bella Varsovia, 2012).

Blanco Enea significa en euskera «la casa de Blanco», La enea es, también, una planta con carácter que crece junto a ríos como el Guadalquivir, que casi baña la plaza en la que se encuentra el restaurante.

Bienvenidos a la casa de José María González Blanco: una travesía hasta las costas gallegas desde el corazón del barrio de San Pedro.

chef-blanco-enea-cordoba

El restaurante consta de cuatro espacios para elegir segun la ocasión.Una barrita a la entrada,una terraza en plena plaza de San Pedro,un pequeño reservado y el comedor en la planta de arriba,donde disfrutamos de un menú de doce pases que como en la misma octavilla reza nos ofreció “Una cocina a las puertas del cielo”.

Paso a mostraros el menú y luego os cuento un poco mas sobre Jose y su casa…

 

El erizo, una suave mazamorra de naranja y helado de erizo de mar, que con un fino del terruño, te va avisando de la que se avecina…

wp_20161120_14_07_23_pro

La gambita roja, con una ligera espuma acevichada y una pipirrana,plato fresco y delicado…

wp_20161120_14_15_08_pro

El mejillón, escabechado sutilmente y con un velo de queso que aporta una sedosidad impresionante…

wp_20161120_14_20_34_pro

El ostrón, en un punto de cocción perfectamente intermedio entre cruda y cocinada, y sobre una patata a la importancia.Uno de los productos mas de lujo del mercado y uno de los mas humildes perfectamente combinados…

wp_20161120_14_31_04_pro

El buey de mar, IM-PRE-SIO-NAN-TE…

wp_20161120_14_40_29_pro

El choco, hueva de choco confitada con su salsita y un dadito de limón marroquí que te pega un chispazo en la lengua.Impresionante la textura de la hueva…

wp_20161120_15_03_59_pro

El pulpo, muy rico,ahumado y sobre una cremita de patata.Las migas de AOVE como siempre, y da la casualidad de que la última vez que las prové fue en Sojo,apenas saben a AOVE,no me gusta este invento…

wp_20161120_15_14_34_pro

La pescadilla, solo diré que no suelen volverme loco los platos de pescado,pero cuando me gustan suelo flipar,pues bien….flipé.Una pescadilla en su punto de cocción, con un suave gazpachuelo de coco…

wp_20161120_15_25_28_pro

La peregrina, vieira en guiso de garbanzos.Muy equilibrado a pesar del riesgo que conlleva la combinación…

wp_20161120_15_33_51_pro

El atún, daitos de atún rojo con la salsa del guiso del rabo de toro y un velo de wonton.Espectacular una vez más…quizás le sobra un poco la zanahoria encurtida en daditos, que con el comino se lleva demasiado por delante el sabor del atún…

wp_20161120_15_50_34_pro

El queso, una tabla de quesos de la Calaveruela,tres variedades, a destacar el azul…

wp_20161120_16_02_32_pro

El ruibarbo,arriesgado y fresco.Agradable después de once platos…

wp_20161120_16_17_38_pro

 

 

Todo el menú lo fuimos maridando con vinos de la tierra, empezando por el Fino hasta llegar al Pedro Ximenez. El servicio genial, atento y cercano en su justa medida.

Pero lo mejor de mucho bueno fue la sobremesa.

Jose María subió a saludarnos ya que no nos conocíamos personalmente, y me sorprendió gratamente su calidad humana. Estuvimos casi una hora hablando de la situación actual del mundo gastro y todo el tiempo estuvo jugando con mi hijo en brazos. Algunos pensaréis que por que cuento algo que no tiene que ver con la gastronomía, y yo os contesto, que para eso me hice un blog, para hablar de lo que me da la gana. Jose María es un tío de los que van quedando pocos en este mundo gastro que tan convulso y enfermo de ego se encuentra. Una persona que habla con total naturalidad de los éxitos, y también de los fracasos. No tengo la menor duda que de lo primero le quedan “unos muchos” que disfrutar.

Encantado de conocerte Jose…

 

 

 

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto Marcos  

Marcos Castillo

Soy Jienense, afincado en Úbeda,
ciudad  Patrimonio de la Humanidad,
enclavada en medio del Mar de Olivos.
Defensor a ultranza del 
Aceite de Oliva Virgen  Extra
y adicto a la Gastronomía.

Actualmente trabajando como Freelance
para varias empresas de restauración.

Siguenos:

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinyoutubeinstagram